Tratamiento más eficaz que la quimioterapia en el cáncer de endometrio avanzado

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

El 21 de julio pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó una opción terapéutica eficaz para pacientes con cáncer de endometrio (uterino) avanzado: pembrolizumab (Keytruda) en combinación con lenvatinib (Lenvima). La terapia puede usarse en pacientes que no son elegibles para cirugía y radioterapia, que no tienen mutaciones en los genes de reparación del ADN (MSI-H/dMMR) y cuya enfermedad ha progresado después del uso de las terapias sistémicas disponibles.

La Fundación de Oncología Alivia lleva a cabo actividades educativas y de promoción para ayudar a los pacientes con cáncer. ¿Te gusta lo que hacemos? ¡Haz clic y apóyanos en la lucha contra el cáncer!

Los medicamentos fueron aprobados para su uso en esta indicación en un procedimiento acelerado ya en 2019. La aprobación final de la terapia con pembrolizumab y lenvatinib en el cáncer de endometrio por parte de la FDA se basa en la confirmación de su eficacia en el ensayo clínico 309/KEYNOTE-775. Mostró que la nueva terapia para el tratamiento del cáncer de endometrio (uterino) casi duplica el tiempo de supervivencia libre de progresión y prolonga la vida de las pacientes tratadas en más de 5 meses. A finales de marzo de este año se presentó ante la Agencia Europea del Medicamento (EMA) una solicitud de aprobación de esta terapia para el cáncer de endometrio.

Actualmente, el tratamiento del cáncer de endometrio avanzado (el cuerpo del útero) incluye cirugía, radioterapia y quimioterapia. La quimioterapia puede basarse en compuestos de platino, antraciclinas o taxanos. Si a pesar del tratamiento aplicado la enfermedad progresa, se puede repetir la quimioterapia con paclitaxel. Dicho tratamiento se caracteriza por una baja efectividad debido a la aparición de quimiorresistencias, por lo que es tan importante buscar nuevas opciones terapéuticas más efectivas.

¿Cuáles fueron los resultados del Estudio 309/KEYNOTE-775?

El estudio inscribió a 827 pacientes con cáncer de endometrio avanzado cuya enfermedad había progresado a pesar del tratamiento con quimioterapia basada en platino. La mitad de ellos recibió pembrolizumab y lenvatinib, y el resto de pacientes constituyó el grupo control que recibió quimioterapia (doxorrubicina o paclitaxel). Los cambios genéticos que afectan la reparación normal del ADN no se identificaron en 697 pacientes (pMMR), pero estaban presentes en los 130 pacientes restantes (dMMR)

Para los pacientes sin mutaciones en los genes de reparación del ADN, la mediana de supervivencia general fue de 17,4 meses con pembrolizumab y lenvatinib en comparación con 12 meses con placebo. La mediana de supervivencia libre de progresión fue de 6,6 meses frente a 3,8 meses, respectivamente.

Los efectos secundarios más comunes del tratamiento con pembrolizumab y lenvatinib fueron: hipotiroidismo, hipertensión, fatiga, diarrea, náuseas, disminución del apetito, vómitos, estomatitis, pérdida de peso, dolor abdominal, infecciones del tracto urinario, proteinuria, estreñimiento y dolor de cabeza. Aunque más eficaz, el tratamiento con pembrolizumab y levatinib se asoció con un mayor riesgo de eventos adversos graves y de interrupción del tratamiento.

¿Cómo funcionan los medicamentos pembrolizumab y lenvatinib?

El pembrolizumab es un anticuerpo monoclonal que se une al receptor de muerte celular programada 1 (PD-1). Se encuentra en la superficie de las células del sistema inmunitario. En la superficie de las células cancerosas, hay ligandos de proteínas PD-L1 y PD-L2. El resultado de combinar PD-L1 o PD-L2 con el receptor PD-1 es la inhibición de la respuesta inmunitaria al tumor en desarrollo. La prevención de esta combinación con pembrolizumab conduce a una mejora de la respuesta antitumoral del sistema inmunitario .

Lenvatinib es un inhibidor de la tirosina cinasa receptor del factor de crecimiento endotelial vascular. Los receptores de tirosina quinasa son parte de las vías de señalización en la célula que regulan procesos como la división, la maduración y la formación de nuevos vasos sanguíneos. Su actividad excesiva conduce al crecimiento descontrolado de células cancerosas. Por lo tanto, la acción de lenvatinib conduce a la inhibición del crecimiento tumoral y la vascularización.

Actualización 20/10/2021

El 14 de octubre, la EMA aprobó el uso de pembrolizuambu (Keytruda) en combinación con lenvatinib para el tratamiento del cáncer de endometrio avanzado o recurrente en pacientes no aptas para cirugía y radioterapia, y cuando la quimioterapia basada en platino ha fallado.  

Este texto fue creado gracias a los pagos recurrentes de más de 8.000 donantes habituales. ¡Haz clic y únete al increíble grupo de luchadores contra el cáncer!

Autor: Natalia Tarlowska

Fuentes:

No podemos luchar con éxito contra el cáncer sin el apoyo de nuestros donantes.

monster-aim-1.png