Nueve años con glioblastoma

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Mateusz Dobrowolski fue diagnosticado con glioblastoma en 2013. En 2016, se sometió a la terapia NanoTherm. ¡Ahora ha accedido a hablar con la Fundación Alivia sobre su experiencia en la lucha contra el glioblastoma de grado IV y cómo le ha ayudado la medicina moderna!

La Fundación de Oncología Alivia lleva a cabo actividades educativas y de promoción para ayudar a los pacientes con cáncer. ¿Te gusta lo que hacemos? ¡Haz clic y apóyanos en la lucha contra el cáncer!

Mateusz se graduó en la Universidad Tecnológica de Gdańsk y encontró su primer trabajo en Starogard Gdański, en la oficina de diseño de sus sueños. Amaba los deportes, jugaba fútbol amateur en el equipo. En 2013, con el diagnóstico, todo se puso patas arriba.

Desde entonces, él y su familia han estado luchando contra el glioblastoma, un tumor cerebral. La quimioterapia y la radioterapia lograron controlar el cáncer. Sin embargo, en 2015 hubo una recaída. Esta vez, los médicos no le dieron mucha oportunidad, pero el artículo sobre el innovador método de tratamiento de tumores cerebrales NanoTherm le dio esperanza, aunque el costo lo puso de rodillas. 

¡Pero funcionó! En 2016, Mateusz se sometió a terapia. También montó una recaudación de fondos en nuestra Fundación y con la generosa ayuda de su familia, amigos y donantes, salda la deuda contraída por el tratamiento.

En 2018, debido a un quiste en el cerebro, Mateusz perdió la vista. En ese momento temía que se tratara de otra recurrencia, pero después de la cirugía resultó que el tumor cerebral estaba muerto. Tiene exámenes cada tres meses y al día de hoy el cuadro es estable.

“Los oncólogos califican mi caso como un milagro. Camino sin ayuda, aunque me canso rápido, y como no puedo ver, necesito ayuda. En casa me muevo solo, pero me cuesta encontrarme en otro entorno. Estamos buscando por todos lados un método que me ayude a recuperar la vista, que en mi caso es muy difícil, pero espero que en algún tiempo pueda escribir sobre lo que me está pasando. Una vez más, gracias por vuestro apoyo, corazón y hacer posible luchar por la vida”, dice Mateusz.

Este texto fue creado gracias a los pagos recurrentes de más de 8.000 donantes habituales. ¡Haz clic y únete al increíble grupo de luchadores contra el cáncer!

No podemos luchar con éxito contra el cáncer sin el apoyo de nuestros donantes.

¡APÓYANOS!

El cáncer es parte de nuestras vidas, uno de cada cuatro de nosotros, de nuestros amigos o familiares lo está padeciendo o padecerá en su vida.

¡Firma la petición!