Errores médicos en oncología: cómo informarlos y formas de compensación

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Los médicos tienen una gran responsabilidad pues son representantes del sistema de salud que deben desempeñar su trabajo de manera confiable, de acuerdo con las normas y leyes aplicables. Sin embargo, hay momentos en que ocurren errores médicos. ¿A qué se pueden referir y cómo denunciarlos?

La Fundación de Oncología Alivia lleva a cabo actividades educativas y de promoción para ayudar a los pacientes con cáncer. ¿Te gusta lo que hacemos? ¡Haz clic y apóyanos en la lucha contra el cáncer!

¿Qué son los errores médicos?

La negligencia médica, como su nombre indica, es una negligencia médica. Una persona que ejerza esta profesión debe desempeñarse de acuerdo con los métodos y medios disponibles para prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades, los principios de la ética profesional, las indicaciones de los conocimientos médicos actuales, así como la debida diligencia. 

Cuando hay desviaciones de estos aspectos, se puede hablar de cometer un error médico. Aunque en el lenguaje cotidiano se suelen utilizar en su contexto términos como mala praxis médica o negligencia médica, cabe recordar que estos no son sinónimos. El término médico significa que la situación concierne directamente al médico: su comportamiento o la actividad realizada por él. La negligencia médica tiene un significado más amplio, también se aplica a otras personas que son empleados del sistema de atención médica y a las propias instalaciones médicas.

Los errores médicos (otros en el arte de la medicina) pueden ser de la siguiente naturaleza:

  • Diagnóstico: Se relaciona con un diagnóstico incorrecto o una evaluación incorrecta de la salud del paciente, aunque los resultados de las pruebas en sí sean correctos.
  • Terapéuticos: Se dividen en errores de omisión y de acción, se refieren a las acciones del médico en términos de tratamiento.
  • Técnicos: No son errores estrictamente médicos, pero a menudo preocupan a los propios médicos cuando ocurren durante el tratamiento (por ejemplo, al realizar un procedimiento complejo, cuando se deja una herramienta médica en el cuerpo del paciente).

En relación con los pacientes oncológicos, los errores médicos suelen relacionarse con:

  • Diagnóstico incorrecto: Interpretación incorrecta de los resultados de la prueba.
  • Retrasos en la implementación del diagnóstico o tratamiento.
  • Elegir un método de tratamiento inapropiado.
  • Usando el equipo equivocado.

Errores médicos – consecuencias

Cuando las personas escuchan sobre la negligencia médica, muchas personas piensan en la muerte de un paciente. Sin embargo, hay que recordar que esta no es la única consecuencia. Los otros incluyen daño a la salud y exposición al peligro. No es raro que ocurran varios errores médicos y que estén interconectados. Un ejemplo sería cuando un paciente es mal diagnosticado. En esta etapa se comete un error de diagnóstico. Su consecuencia puede ser la implementación de una terapia inadecuada, que resultará ineficaz o innecesaria (si en realidad el paciente no padece cáncer).

Los errores médicos también incluyen los relacionados con la información o el pronóstico. Por tanto, atañe al pronóstico de salud de los pacientes ya la forma de informarles sobre la enfermedad. La muerte o las complicaciones graves derivadas de un tratamiento inadecuado pueden indicar negligencia médica, pero no siempre lo indican. 

Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que no es necesario que se produzcan consecuencias tan graves para que se diagnostique. Sucede cada vez más que un error médico se considera una forma poco delicada de brindar información sobre la salud del paciente, cuando incide en el deterioro de la condición mental del paciente (entonces se trata como una violación de la salud).

¿Dónde debo reportar el error de un médico?

La primera institución que viene a la mente para reportar un error médico es el Defensor del Paciente. Lleva a cabo procedimientos en situaciones en las que se han violado los derechos de los pacientes. Por lo tanto, el MPC participa en los casos en los que, por ejemplo, un médico aplicó un tratamiento incompatible con el conocimiento médico actual o infringió la ley con respecto al consentimiento del paciente para la prestación de servicios de salud.

También puede pedir ayuda a la Comisión Provincial de Adjudicación de Eventos Médicos. Después de proporcionar los documentos necesarios, analiza si ha habido un evento médico, que es una infección por un patógeno biológico, un trastorno de salud o una lesión corporal. Tal evento es una consecuencia de inconsistente con el conocimiento médico actual:

  • Uso de un dispositivo médico o medicamento.
  • Diagnósticos.
  • Tratamiento (incluida la cirugía).

La Comisión Provincial de Adjudicación de Eventos Médicos inicia el trámite cuando recibe la solicitud del paciente. Deberá indicar las circunstancias del error, adjuntar pruebas, y adicionalmente agregar una propuesta sobre el monto de la indemnización y compensación. 

Por mala praxis médica, el paciente puede demandar civilmente a la persona que lo atendió, e incluso presentar una denuncia penal. La forma en que se debe buscar la justicia depende de la situación. Si no está seguro de cómo y dónde denunciar una negligencia médica, vale la pena buscar el asesoramiento de un experto, como un abogado. No siempre será beneficioso desde la perspectiva del paciente iniciar procedimientos en diferentes instituciones al mismo tiempo. 

Negligencia médica: compensación y otras reclamaciones

En caso de negligencia médica, los pacientes suelen buscar las siguientes reclamaciones:

  • Compensación: por el sufrimiento y el daño sufrido como resultado de un error, es un beneficio único. Puede pagarse directamente a la víctima oa su familia (en caso de fallecimiento).
  • Compensación: Una prestación por gastos relacionados con medicamentos, visitas al médico, rehabilitación, exámenes, gastos de viaje o adaptación del apartamento a nuevas necesidades por el estado de salud.
  • Pensión: Para mayores necesidades, generalmente se paga mensualmente o en otros intervalos recurrentes regulares. El beneficio se otorga a una persona que, como resultado de un error médico, no puede vivir de forma independiente o requiere un tratamiento permanente.

Los montos que reciben los pacientes como parte de las reclamaciones por errores médicos son variados: no hay montos estrictamente definidos. Se tiene en cuenta el impacto de las acciones y decisiones del médico en la vida futura de las víctimas y el grado de daño sufrido (físico y mental). También es de gran importancia si en una situación dada el propio paciente contribuyó al error. 

Este texto fue creado gracias a los pagos recurrentes de más de 8.000 donantes habituales. ¡Haz clic y únete al increíble grupo de luchadores contra el cáncer!

Los médicos tienen el deber legal de prevenir condiciones que amenazan la vida o la salud de sus pacientes. Una persona que ha resultado lesionada como consecuencia de una negligencia médica puede exigir justicia.

Autor: Fundación Oncología – Alivia

Fuentes:

No podemos luchar con éxito contra el cáncer sin el apoyo de nuestros donantes.

¡APÓYANOS!

El cáncer es parte de nuestras vidas, uno de cada cuatro de nosotros, de nuestros amigos o familiares lo está padeciendo o padecerá en su vida.

¡Firma la petición!